CARTA PARA LA MADRE DE UN NIÑO SEPARADO DE SU PADRE

Miren:

Te escribo para hablarte de todos los temas que sueles comentar en el portal delante de los niños.

Siempre te he dicho que no soy partidaria de hablar delante de ellos y en varias ocasiones te he hecho el ofrecimiento de hacerlo sin estar ellos presentes.

Siempre que hablas en el portal lo haces despectivamente y eso no es bueno para la educación de nuestros hijos, porque están delante. Mis hijas se dan cuenta de todo al igual que tu hijo, y eso no es bueno, porque hay que mantenerlos al margen de cualquier conflicto. De hecho, mi hija mayor, que tiene 9 años, no quiere acompañarme a entregarte al niño por las cosas que díces y que a ella le duelen. No voy a consentir daños colaterales, ni para tu hijo ni para mis hijas.

Puesto que tenemos que velar entre todos por el bien del niño, es conveniente que te indique lo siguiente porque veo actitudes que no le benefician  y con esto, en vez de perjudicar al padre del niño el único perjudicado es tu hijo:

–        El niño tendría que traer ropa de repuesto los fines de semana que le toca con su padre, y a poder ser de la talla adecuada a su edad, porque en más de una ocasión hemos recibido ropa cuyas mangas le llegaban más arriba de las muñecas y los pantalones por encima de los tobillos (cuando se la proporcionabas los fines de semana). El niño es muy inteligente, y aunque no dice nada se da cuenta de todo. Había ropas que no quería ponerse. A fin de cuentas, la imagen externa del niño es la de la madre, no la del padre.

–        La manutención que te pasa el padre es para ropa y alimentos. La ropa es del niño, no tuya. Y el dinero es del pequeño, no tuyo. Eres tú quien lo administra para comprarle lo que necesite, pero no te equivoques, es para el niño. Por tanto, cuando díces por ejemplo que “la ropa es vuestra”, te confundes. Es del niño.

–        Deberías facilitar la relación entre el niño y su padre. Como sabes, ambos se llevan estupendamente, quieren estar juntos y el pequeño está alegre y dicharachero. Lejos de enfadarte por esto, deberías enorgullecerte porque es síntoma de que el equilibrio emocional del niño es positivo. Nos cuesta un imperio conseguir que se despida de su padre y muchas veces llora desconsolado porque no se quiere marchar. Es algo que considero muy importante. En circunstancias normales, cuando esto sucede, los padres se ponen de acuerdo (algo muy lógico y normal por el bien de los hijos).

–        Cuando el niño tiene en septiembre jornada intensiva de mañana, te obcecas en no dejarle salir hasta las 14,30 por evitar que esté con su padre. Te puedo asegurar que a quien más lastimas es al niño, y con esto ¿qué consigues? ¿sientes algún tipo de satisfacción? Sinceramente, creo que no. Lo único que merece la pena es ver feliz a un hijo. Y si quiere estar con su padre, sentirte orgullosa por ello, porque el pequeño está contento y es lo que quiere.

–        Se han producido dos o tres circunstancias en las que el abuelo acudió a la ikastola a recoger al niño y tú se lo arrebataste de las manos. No se si te fijaste en la carita del niño, pero era todo un poema, porque como te digo, no dice nada, pero se da cuenta de todo y sufre. Y no debería existir nada peor para unos padres que ver sufrir a un hijo.

–        Te recuerdo que el padre de tu hijo acudió en dos ocasiones a Mediación Familiar, y tú te negaste en rotundo.

–        En la sentencia de divorcio también pone muy claro que os teneis que poner de acuerdo. Hay que mirar siempre por el bien del niño, no por una misma y no verter nuestras frustraciones y utilizar a los hijos como arma arrojadiza contra el padre. El niño no es culpable de nada. Os divorciais vosotros, no el pequeño.

–        Con estas actitudes, no perjudicas al padre en absoluto, el único que sale perjudicado es el niño, como he dicho anteriormente.

–        El otro día me dijiste que tenía que ser todo a través de los abogados, pero para esto os tendreis que poner de acuerdo, porque en caso contrario no sirve de nada.

–        El único juez válido es el niño. Y tú tienes al juez en tu propia casa.

Si quieres tratar algún tema del niño conmigo, no dudes en decírmelo. Pero en privado, sin niños delante. Como te he dicho en más de una ocasión, no entra en mis planes tener ningún tipo de conflicto contigo ni con nadie,  me limito a entregar al niño y punto y será el único tema que trate contigo.

Tus conflictos personales no me interesan y menos entrar en descalificaciones.

Me dedico a vivir y dejar vivir.

Saludos/Blanca

Acerca de ASOCIACIÓN DE DAMNIFICADOS POR LA LEY DE VIOLENCIA DE GÉNERO

LA ASOCIACIÓN DE DAMNIFICADOS POR LA LEY DE VIOLENCIA DE GÉNERO (ADVIGEN) lucha por los intereses de las personas afectadas por la ley de violencia de género y sus familiares. Estamos en contra de todo tipo de violencia, ya sea hacia hombres, mujeres, niños y ancianos. Luchamos por l.a Custodia Compartida, la Derogación/Modificación de la Ley Integral de Violencia de Género (LIVG), la admisión del Sindrome de Alienación Parental (Sap) como tipo de maltrato infantil. Si quieres ayudarnos, asociarte o estás en alguna situación de las anteriormente descritas, ponte en contacto con nosotros escribiendo al mail advigen@hotmail.es o llámanos al teléfono 645 715 735.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s